Chistes Crueles

Chistes Negros 

– ¿A qué te dedicas?
– Soy traficante de órganos
– ¡Eres un maldito!, ¿No tienes corazón?
– No, pero me llegan el Jueves

En la prueba de los 50 metros de estilo libre en natación de
Para-Olímpicos destacan 3 nadadores; el inglés sin brazos, el griego sin piernas, y el español sin brazos ni piernas.
Dan la salida y el español se hunde. Pasa un minuto y deciden sacarle y medio ahogado dice:
¡La hostia, un año entrenando con las orejas, y me ponen gorro!

Estaba un día un rico y un pobre, en eso el rico dice:
En mi casa comemos a la carta, lo que pedimos nos sirven.
El pobre lo mira y le dice:
En mi casa también comemos a la carta, el que saca la mayor, come.

¡Noticia de último minuto!
Bomba cae en cementerio, felizmente ningún herido, todos muertos.

Una señora con su hijo estaban empujando el carro hacia el barranco y su hijo le dice:
Mamá, mamá, ¿por qué empujamos el carro?
Y la mamá le dice:
¡Cállate que se va a despertar tu padre!

Un Cieguito pedía limosna en una esquina. Pasa un turista y al querer colocarle la moneda en el jarro de metal, aquella pega con el borde y cae. El ciego se agacha y la introduce en el jarro. El turista lo mira y le dice: 
– ¡Maldición! ¡Usted es un estafador! ¡No es ciego! Y anda engañando a la gente,
– ¡Sinvergüenza!
El cieguito mañoso responde:
– Cálmese señor, sucede que el cieguito está enfermo y yo lo estoy cubriendo.
– Ah, ¿Y usted a qué se dedica?
– Yo soy el sordomudo de la otra cuadra.

Chistes Malos 

Una familia tan pobre tan pobre… que ni hambre tenía.

– ¿Hombre Mustafá como te va?
– Mira tío, ¡con trabajo nuevo!
– No me friegues ¿y donde lo has conseguido?
– Pues en Al-Kaeda
– Ah pues, ten cuidado que ahí te explotan.

– ¡Mama!, ¡Mamá! ya no vuelvo a jugar rompecabezas con Juan.
– ¿Por qué? -dice la mamá-.
– Porque siempre que le pego con el martillo sale llorando.

¡Abuelita, abuelita! ¿Me muestras el pie que papá dice que tienes en el cementerio?

— ¡Eres un FALSO!
— Dímelo en la cara.
— Ok, ¿En cual de todas?

Era un hombre tan feo, tan feo, tan feo, que cuando iba al zoológico, los monos le tiraban cacahuates.

– Papá, papá, ¿Qué es robar?
– Calla y sigue corriendo.

– ¡Estoy harto de que la gente hable a mis espaldas! 
– Señor, usted es taxista. 
– ¡Ah!, es verdad.

Chistes Fuertes 

– ¡Mamá, mamá, me corté un dedo!
– ¡Pues, chúpatelo! 
– Es que no lo encuentro.

Dice la maestra a Pepito:
A ver Pepito, si yo digo “fui rica” es pasado, pero si yo digo “soy hermosa”, ¿qué es?
Una gran mentira maestra.

Era una vez una abuelita que estaba muy enferma, cuando llegan sus hijos y le empiezan a tomar sus medidas, la abuela pregunta:
– ¿Para qué quieren mis medidas? ¿acaso me piensan comprar un vestido?
Y le contestan:
– Claro, de qué lo quiere, ¿de roble o de caoba?

– Pues Manolo mi abuela se cayó de un séptimo piso y ahora esta en el cielo.
– Pues que rebote tiene esa vieja.

– Mamá ¿quién es mi papi?
– No lo sé hijo, eres un bebé Probeta
– ¿Qué es eso?
– PROBETAntos hombres, que no sé quién es tu papá.

– ¿Mamá Qué te estas poniendo?
– Una Crema buenísima para las arrugas.
– Pues si que funciona, porque cada vez tienes más.

En un barco un hombre grita:
– ¡Mujer al agua por popa!
Y grita otro:
– Calla hombre con lo que me ha costado tirarla.

Era un tipo tan feo, pero tan feo, que cuando murió le tuvieron que poner mantequilla para que los gusanos se lo comieran.